110, Amsterdam y el Cielo

110, Amsterdam y el Cielo!

Si tuviera el valor, para tirarme, de veras sería libre.

Solo tengo 25 y mi futuro es solo ser un muerto!

Si pudiera terminar mis sucios días viajando sin controles,

deslizando en el viento toda mi carroña sudamericana!!

110, Amsterdam y el Cielo!

Si tuviera el poder, de encomendarme a los ángeles más negros

para que toda esta orgía solo sea un suicidio colectivo!!

Si pudiera terminar mis sucios días viajando sin controles,
deslizando en el viento toda mi carroña sudamericana!!
110, Amsterdam y el Cielo!

Rosas en Júpiter.

A veces juego a la continuidad espacio temporal. Y encuentro rosas flotando en Júpiter o serpientes en medio de un sol.

¿Y tú qué haces?

No me juzgues mal, no intento cambiar tu mirada entumecida por el hollín de la ciudad y los zapatos de taco alto. En verdad, no creo en tales condiciones urbanas. Sólo intento comprender aquello que muere.

Sabes, suelo salvar en mis sueños a los animales que donan sus almas para ser consumidas. De ti yo los protejo, y ellos a mí de ti. Pero las verdades ocultas permanecen, y sus nombres, yacen olvidados.

¡Los héreos ya nacidos, salgan, los esperamos!

 

 

“Especialistas sin espíritu, hedonistas sin corazón” *

Calmen su sed los cuerpos arraigados al plano terrenal.
Calmen su sed de dinero, de fama, de placeres sensuales y vanos reconocimientos sociales.
Calmen su sed, los hedonistas sin corazón, y déjenlos dar cuenta que viven en una voracidad que nunca es llenada, porque las cuestiones del alma, con alma se llenan y no con sus prácticas mundanas.

Calmen su sed, y cuando perciban que sigan estando vacíos, prueben con el agua de la verdad. Ni su fama, ni su dinero ni el estúpido goce del sexo los librará de la angustia existencial que yace en la base de sus acalladas almas.

¡Sigan por su camino, los especialistas sin espíritu! Continúen disociando mente, cuerpo y alma. Háganse especialistas de un mínimo terreno de conocimiento. Ignoren la totalidad. De vez en cuando, confórmense con algún reconocimiento social a su mísero terreno de experticia.

Siga así, la decadente cultura occidental. Sigamos así, en vías de la extinción física, mental y espiritual. ¡Sigan así, los cobardes tele-espectadores de Gran Hermano y los frecuentes usuarios de Facebook, los asiduos consumidores de pornografía extrema y las mujeres-objeto que viven para sus falsos cuerpos!

*La frase del título corresponde a una cita del uno de los padres fundadores de la sociología: Max Weber.

**Todas las pinturas son del artista Terry Rodgers,  http://www.terryrodgers.com/

El banquete de la carne muerta.

En enormes banquetes de carne muerta, yo vi deleitarse a los reptiloides. Comían, bebían y presumían sus cuerpos torneados por el sol y el bisturí. Obsesionados con ellos mismos, se fotografiaban a cada instante, dejando entrever el vacío espectral de sus almas congeladas. No se percibía en ellos emotividad alguna, excepto la de de una voracidad constante que todo lo absorbía a su alrededor. Las rosas morían a su paso y los perros aullaban de tristeza. Consumían la vivacidad de los árboles y el amor de las  nobles criaturas. Se alimentaban de un ego insaciable, que llenaba vacíos imposibles de ser llenados. Se jactaban y reían, mas nunca escuchaban. Allí estaban, los humanoides de mentes limitadas y planos de corazón.

kim_cardassian_by_studiofovea-d4fiapy

Kim Kardashian, la reptiloide líder del imperio Cardassian.

Reflexiones sobre lo feo

Saturno

¿Quién se encarga de lo feo? Aquella negada realidad de lo no – apolíneo. ¿Quién lo retrata, nombra y conmueve? Lo feo, ensombrecido por lo bello: lo legítimo, lo normal, lo preestablecido.

Lo feo es ocultado. Lo feo, no deseado.

Lo feo rompe límites, exagera medidas, deforma normas. Aunque transgrede en su singularidad, es visto como deformidad.

Todo lo feo incluye belleza, las dos caras de una misma moneda. El lente con el que se observe, suele lograr tales desviaciones.

¿Estuvo rica la porción diaria de sexismo hoy?

¿Cómo estuvo la porción de sexismo hoy? ¿Repugnante, maloliente, olorosa? ¡Así es como debe ser!

He aquí la receta original con la que los medios de comunicación e individuos en general preparan el pastel diario de sexismo para las mujeres:

Ingredientes:

– una grosería asquerosa encubierta bajo la forma suavizada de “piropo”

– una publicidad que muestra a las mujeres como seres realmente imbéciles.

– una teta innecesaria en una película (por supuesto, ¡penes encubiertos!).

– un comentario primitivo acerca de los roles de la mujer y del hombre (la mujer en la cocina y el hombre en el ámbito público. ¡Como debe ser!)

– miles de imágenes de mujeres como objetos sexuales (¿para qué sirven esos seres, sino es para estar al servicio del hombre?)

– varios comentarios masculinos en la oficina acerca de la minifalda que se puso una el día de hoy poniéndole una calificación del 1 al 10 (los machos, los jueces de nuestra apariencia).

– optativo: una tocada de culo  a alguna que pase por ahí, vestida provocativa (se lo merece).

Preparación:

Mezclar la grosería (piropo) con la teta innecesaria de la película. Procesar los comentarios masculinos primitivos junto con la publicidad en la que muestran a las mujeres como personajes estúpidos y superficiales. Incorporar ambas mezclan en un bowl. Dejar reposar y llevar a una sartén a fuego medio por 30 minutos. Condimentar con imágenes estereotipadas de mujeres como objetos sexuales y una pizca de pimienta (no mucha porque el pastel es de por sí bastante picante, así que cuidado de no pasarse).

Servir en un plato, adornar con una ramita de albahaca y estampar la porción de sexismo a las mujeres en su cara, todos los días. No importa la hora, pero sí que les quede claro cuál es su lugar en este hermoso mundo machista!

Mmmmm qué rico!!!!

.